En esta ocasión la Fototertulia contó con un trinomio formado por el archivero sabadellense y socio de la entidad David González (recientemente obtenido el título de doctor con la defensa de una tesis precisamente sobre la historia de la fotografía en Sabadell), el periodista Plácido Garcia-Planas (nieto de Anita Figueras) y Santiago Vila-Puig (hijo de Maria Codina).

Maria Codina Duran (Sabadell, 1897-1978) y Anita Figueras Crehueras (Sabadell, 1903-1985) eran dos adolescentes cuando, a mediados de la década de 1910, sus padres les regalaron una cámara Vest Pocket de la marca Kodak para que se iniciaran en la fotografía. Ambas mostraron una gran sensibilidad artística y creatividad. Por un lado, en los primeros años, Anita Figueras nos muestra escenas inquietantes marcadas por un humor negro corrosivo que, con el paso del tiempo, se transformaría en el registro gráfico de una vida esplendorosa con algunos viajes exóticos. En cambio, Maria Codina fija su objetivo en el entorno más cercano. Principalmente, retrata el pueblo de Caldes d’Estrac donde pasaba largas estancias en verano. Allí quedaría fascinada por el trabajo de los pescadores, realizando reportajes a caballo entre la etnografía y la plasticidad. Además, destacar que Maria Codina fue la primera sabadellense en ser premiada en un concurso de fotografía en Sabadell en 1916. Ellas son el ejemplo de que las mujeres no quedaron al margen, e incluso llegaron a ser protagonistas , de la expansión comercial de la fotografía entre los aficionados/as a principios del siglo XX.

     

This site is registered on wpml.org as a development site.